Mecanizados

El proceso de fundición, es un proceso de una alta versatilidad, que permite obtener geometrías muy complicadas, a unos costes contenidos. Sin embargo, tiene ciertas limitaciones inherentes al proceso, que solo pueden ser solventadas con posteriores operaciones de mecanizado. Rectificados de agujeros y superficies, torneados de superficies, mecanizados múltiples con CNC, refrentados, etc son algunas de las operaciones más comunes que desarrollamos en las piezas inyectadas, con la ayuda de nuestros proveedores. Ya desde la fase de diseño de la pieza, es importante tener en cuenta si la misma va a sufrir operaciones de mecanizados posteriores, con el objetivo de determinar la correcta manera de fundir la pieza, así como el tipo de utillajes que serán necesarios para el correcto mecanizado, asegurando la precisión y tolerancias requeridas.